Tras colapsar dos colectores de aguas residuales en la ciudad, personal de Agua de Hermosillo inició con los trabajos de reparación para sustituir la tubería colapsada por una nueva en el bulevar García Morales donde el daño afecta al 50% de la parte norte de la ciudad. El otro en el Lázaro Cárdenas y Quiroga también sufrió daños por la sobrecarga de aguas residuales y la humedad generada por las recientes lluvias al no soportar el peso de los vehículos que transitan.

El costo que se invertirá para dar solución a estos colapsos es de un millón 500 mil pesos y durante el tiempo de reparación se cuenta con una estrecha coordinación con tránsito municipal para la señalización y el control del tráfico vehicular de amabas zonas para evitar accidentes y dar fluidez a la circulación.

Deja un comentario