Compartir

8 años de aquel viernes que todos quisiéramos no hubiera pasado, más de 2 mil 900 días desde que nuestra conciencia colectiva en Hermosillo, en México y espero en el mundo dejó de estar dormida pero aún no despierta del todo. La Guardería ABC, un incendio, 49 niños sin saber lo que es la corrupción perdieron la vida debido a ella.

La vida de mucha gente se afectó, las familias de las víctimas, los niños que sobrevivieron, los funcionarios involucrados y la sociedad misma no es igual y jamás lo será pero a 8 años parece que la lección tan dura y amarga no la hemos aprendido totalmente. En Sonora al menos 4 niños han muerto en estancias infantiles y en el país 60 vidas más por negligencias y omisiones a pesar de que existe una ley que fue hecha para cuidar a los pequeños en estancias y guarderías. Necesitamos despertar más y actuar. Actuar y ser activos no solo cada 5 de junio sino todos los días. Denunciar, exigir y volver a denunciar y volver a exigir hasta que la cultura de la prevención forme parte del día a día en nuestra sociedad, hoy y en el futuro.

Un aniversario más y el recuerdo en muchos de nosotros duele como si acabara de pasar, siguen frescas las imágenes de aquella tarde, los rostros de madres de familia que no sabían de sus hijos, los bomberos y socorristas queriendo tener más manos, más carros para salvar a más niños, compañeros periodistas que a pesar del dolor siguieron disparando sus cámaras y enfocando sus lentes justo al centro de la tragedia aun con lágrimas en los ojos, otros narrando y conteniendo el llanto en sus transmisiones. Si para uno es duro no imagino para los padres que perdieron un hijo y ven que a pesar del tiempo han pasado tantas cosas y a la vez, paradójicamente no ha pasado nada. La justicia sigue sin aparecer.

El tiempo juega en contra y solo hay que seguir como ciudadanos participando de manera activa para que el olvido no llegue y sea solo una fecha más en el calendario donde hay que colgar frases de lamento en los muros de nuestras redes sociales, hay que seguir apoyando y educando a las nuevas generaciones para que sean conscientes de que no podemos permitir que suceda de nuevo por eso hay que salir a marchar este 5 de junio pero también los 364 días restantes continuar con la participación, la educación y la difusión de acciones que eviten tragedias como esta en el futuro. Es nuestra obligación y nuestro compromiso como ciudadanos en éste y mucho otros temas.

Apostemos por el no olvido, apostemos por que la muerte de 49 niños no haya sido en vano.

#ABCNuncaMás

Deja un comentario