Compartir

La tarde del jueves un par de individuos llegaron al expendio de cerveza Tecate Six ubicado en la Colonia Álvaro Obregón en las calles Culiacán y República de Belice donde asaltaron el lugar lesionando a una mujer para que les entregara el dinero.

Al ser sorprendidos uno de las presuntos asaltantes huyó del lugar sin embargo el otro fue detenido y golpeado salvajemente por varios hombres quienes lo amenazaban mientras era atacado con palos y varas de metal. El presunto delincuente pedía a los hombres que ya lo tenían sometido para que dejaran de golpearlo sin embargo no le hicieron caso y continuaron atacándolo a pesar de que las heridas del hombre eran bastante fuertes.

Según información oficial proporcionada por Seguridad Pública Municipal, el detenido responde al nombre de Mario Alberto de 22 años de edad quien asaltó el lugar junto a otro hombre no identificado utilizando un arma blanca y un arma de fuego con la que lesionaron a la mujer al pegarle con la cacha de la pistola.

Hace apenas unos días, el comisario jefe de la corporación municipal Antonio Salcedo hizo un llamado a los ciudadanos para evitar el exceso de violencia al momento de hacer detenciones ciudadanas, un fenómeno que cobró relevancia cuando en las redes sociales empezaron a circular videos de vecinos indignados que “arrestaban” a delincuentes cuando los sorprendían robando en colonias generalmente problemáticas de la ciudad.

Uno de eso videos fue el de un hombre que fue amarrado a un poste con un letrero que decía “ Esto me pasó por rata” caso que trascendió incluso a nivel nacional. El hombre había sido sorprendido robando en un domicilio de la colonia Nueva Castilla en octubre de 2016.

Desde entonces, una tendencia de violencia excesiva predomina en las grabaciones que la gente comparte en portales donde se difunden denuncias sociales evidenciando que la gente se ha cansado de la inseguridad en algunas colonias de Hermosillo.

No obstante, las autoridades de forma constante hacían el llamado para que los vecinos no tomaran la justicia en sus manos. De nuevo la gente no ha estado conforme con el actuar de la justicia y ahora prefieren darle un escarmiento a los delincuentes pues saben que a la vuelta de las horas saldrán libres y volverán a las calles a seguir robando, asaltando y atentando contra la gente.

Pero a pesar del llamado de la autoridad quien en su discurso oficial llama a evitar los “linchamientos” por otro lado no se actúa contra aquellos que golpean de manera excesiva a los detenidos contribuyendo a que continúe la exposición de castigos “ejemplares” .

¿En que punto dejamos de ser víctimas a ser victimarios?

¿Es justificable? ¿Es merecido? ¿Si un día matan a un delincuente al calor de la adrenalina, la policía actuará?

¿Usted que haría?

Deja un comentario