Inicio Buena Vida Porqué los esposos estresan más a las mujeres que los niños

Porqué los esposos estresan más a las mujeres que los niños

Compartir

Un hombre de mediana edad bromea con sus amigos de trabajo, diciendo: “Me encanta ser padre, tengo dos hijos geniales … ¡pero mi esposa tiene 3!”. El grupo podría reírse y permitir que la conversación avance, pero la verdad es que hoy en día muchas mujeres realmente sienten que son padres de sus propios esposos o parejas en lugar de depender de su apoyo en la vida familiar. Si un compañero o esposo les deja todo el papel de chef, chófer, maestra, enfermera, mucama, coordinadora de eventos especiales y correccional, muchas madres sienten que siempre se están quedando sin combustible, especialmente si también trabajan fuera del hogar.

Este no es un artículo feminista, sino un tema para despertar la consciencia ante una problemática moderna, donde tanto el esposo y como esposa o compañeros de vida que tienen hijos en común, la sufre por no detenerse a observar de dónde surge este círculo vicioso donde los dos llevan la misma responsabilidad.

No son los niños, son los esposos
Desafortunadamente, para muchas mujeres, por exigente que la maternidad pueda ser, sus esposos pueden tener un impacto aún mayor en sus niveles de estrés. De hecho, una encuesta realizada por Today (E.U) con más de 7,000 madres, encontró que la madre promedio califica sus niveles de estrés en un 8.5 de cada 10, y el 46% de las mujeres dicen que sus maridos están causándoles más estrés que sus hijos. Investigaciones resumidas:

Las madres se preocupan más por no tener suficiente tiempo en el día para hacer todo lo que se necesita hacer
3 de cada 4 mamás con parejas dicen que hacen la mayor parte de los deberes de crianza y del hogar
1 de cada 5 madres dice que no tener suficiente ayuda de su cónyuge es una fuente importante de estrés diario

Además, investigadores de la Universidad de Padova han descubierto recientemente que esto se traduce en una diferencia en la salud más adelante en el camino, cuando un compañero fallece. Cuando los maridos pierden a sus esposas, su salud se deteriora, pero cuando las mujeres pierden a sus maridos, en realidad se vuelven más saludables y son mejores para enfrentar el estrés y la depresión. Los investigadores sospecharon que esto se debía a que los hombres dependían más de sus parejas femeninas que viceversa.
Porqué los maridos estresan a sus esposas
Los maridos pueden ayudar más
Definitivamente hay más de un tema subyacente aquí en juego. Por un lado, las madres esperan el mismo apoyo de sus parejas para cuidar de sus familias; cosas como organizar las fechas de juego, las citas con el médico y las tareas escolares. Pero incluso en las familias en las que ambos padres trabajan a tiempo completo, todavía es bastante común que las mujeres se queden con esas responsabilidades.

Cómo solucionarlo: si notas que tú y tu pareja no tienen una división uniforme de responsabilidades en el hogar, habla con él al respecto. Si ayuda, intenta hacer una lista de todas las pequeñas cosas que se deben hacer cada semana y ve cómo puedes hacer que las cosas sean más equitativas. Intenta iniciar un calendario compartido al que ambos puedan acceder fácilmente en sus teléfonos y computadoras, para que nadie tenga que preocuparse de olvidar las fechas importantes.

Las esposas pueden descansar más
Siempre hay dos lados en una historia. Puede ser fácil culpar a tu pareja por no asumir más responsabilidades en el hogar, pero la mayoría de las veces, realmente quieres ser el mejor padre y esposo que puedan ser. El problema a veces puede ser que las madres no confían plenamente en sus parejas para que asuman más.

Cómo arreglarlo: las mujeres pueden tener visiones fantásticas de su familia y sus hijos. Pero si no se ejecutan exactamente bien, puede parecer más fácil hacer las cosas ellas mismas que pedirle a su compañero que intervenga. ¡Resiste la tentación! Recuerda valorar tu propio tiempo para recargarte y cuidar de ti misma. Si eso significa que tus hijos salieron con su padre con ropa que no combina, que así sea.

Pon un poco de chispa en tu relación
Cuando comienza el alboroto de la paternidad, puede ser muy fácil poner tu relación en un segundo plano. ¡Pero así no es cómo funcionan las relaciones! No solo son padres, son pareja … ¡y son individuos! Alimentar una relación amorosa entre ustedes dos hará una gran diferencia tanto a corto como a largo plazo.

Cómo solucionarlo: haz tu mejor esfuerzo para dedicar una cierta cantidad de tiempo cada semana: sin hijos, sin trabajo, sin distracciones. Mantener la conexión fuerte entre ustedes dos puede ayudar a enfrentar esos días desafiantes cuando todo lo que quieres hacer es gritar o llorar o esconderte en el armario con algo de comida reconfortante. La verdad es que tanto tu como tu pareja y tus hijos se beneficiarán de que su familia se funda en una asociación sólida.

Deja un comentario