Compartir

¿Sabías que, después de un diagnóstico médico, lo que comes podría marcar una diferencia? Eso es lo que sugiere una investigación que se ha centrado en la dieta de los pacientes con cáncer de colon.

El estudio fue publicado por la revista JAMA Oncology. Trabajó con personas tratadas por cáncer de colon sin metástasis y encontró que, por cada 5 gramos de fibra añadidos a su dieta, se redujeron sus probabilidades de fallecer en casi 25%.

Así lo señaló el investigador principal del estudio, el doctor Andrew Chan, quien es profesor asociado en el Departamento de Medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

“Existe la posibilidad de que aumentar el consumo de fibra en realidad podría reducir la tasa de mortalidad por cáncer de colon y quizá incluso por otras causas”. Así lo mencionó el especialista, en declaraciones retomadas por el portal médico HealthDay.

La fibra, agregó, se ha vinculado con un mejor control de la insulina y con una menor inflamación, lo cual podría explicar que la supervivencia fuera mejor.

Beneficios de la fibra
Samantha Heller, nutricionista clínica del Centro Médico de la Universidad de Nueva York, contó que la fibra que se encuentra en los alimentos mantiene al sistema gastrointestinal en movimiento.

Además, mejora la sensación de saciedad, ayuda con el manejo del peso, lucha contra el cáncer y alimenta a los billones de microbios beneficiosos que viven en el intestino.

Para obtener más fibra de la dieta, Heller sugiere comer un sándwich de plátano y mantequilla de cacahuate con pan integral para el almuerzo, y un refrigerio de edamame asado o humus y cogollitos de brócoli.

También, explicó, sería útil incluir dos platos de verdura en cada cena, comer galletas y cereales integrales como el trigo molido, y cambiar el arroz blanco y las papas fritas por quinoa, cebada, avena y farro.

¿Qué te parece? ¿Conocías los beneficios de la fibra? ¿Qué otro alimento te ha recomendado tu médico para proteger tu salud?

Deja un comentario