Compartir

‘El origen del mundo’ es uno de los cuadros más simbólicos, rebeldes y potentes de la historia. También es uno de los pocos en los que su título es casi tan importante (o más) que la propia pintura en sí. En él se puede ver el cuerpo desnudo de una mujer a la que no se le ve el rostro. En el centro de la imagen, su vagina. Su autor, Gustave Courbet, parece estar diciéndonos “Ahí está el origen de todo, ahí nacimos y ahí se crea la vida”. No hay que perderse en explicaciones religiosas.

Pero a pesar de ser una de las obras pictóricas más importantes y reconocibles del mundo, y que fue pintada en 1866, todavía parece que hay gente que se escandaliza con ella. O mejor dicho, hay algoritmos que lo hacen.

Así quedó demostrado en 2011, cuando la red social Facebook decidió suspender de manera indefinida la cuenta de un profesor francés llamado Frédéric Durand-Baïssa que compartió la imagen. Se da la circunstancia que el ciudadano galo lo hizo como muestra de solidaridad hacia otro usuario danés que había sido suspendido por el mismo motivo.

En su día, Facebook argumentó que su departamento de moderación -formado por máquinas y por seres humanos- había decidido suspender el perfil de Durand-Baïssa por compartir pornografía, según informa Le Figaro.

El profesor francés consideró que esta decisión era ultrajante e ilegal, por lo que acudió a los tribunales para demandar a Facebook, recuperar su cuenta y ya de paso limpiar el nombre de ‘El origen del mundo’ para que nunca más fuera considerada como pornografía.

Tras cinco años de peripecias legales, en la que Facebook argumentó que solo debía responder ante un tribunal de Estados Unidos por ser una empresa con sede en este país, Durand-Baïssa por fin consiguió su objetivo en 2016: el Tribunal de Apelación de París puso fin a esta batalla, confirmando la competencia de la justicia francesa para juzgar la red social.

Ahora Durand-Baïssa está a la espera de que se produzca el juicio a Facebook, y parece que tiene todas las de ganar, porque su argumento es irreprochable: para él, ‘El origen del mundo’ es una de las mayores obras de arte que se han realizado y no tiene nada de pornográfico. Por su parte Facebook solo podría argumentar que las normas de su site prohiben el desnudo humano… Es decir que se juzgará un caso de ‘arte vs mojigatería’. ¿Qué juez francés fallaría en contra de la más elevada expresión cultural de los seres humanos?

Deja un comentario