Compartir

La convivencia supervisada entre padres e hijos que pasan por un proceso de juicio en los juzgados familiares del estado siguen siendo deficientes pues no se cumplen las condiciones para garantizar una sana interacción que cumpla con medidas de tiempo, seguridad, comodidad y no son aptas para el eficiente desarrollo en la relación entre los hijos y sus padres quienes deben hacerlo en el suelo de un juzgado o muchas veces en restaurantes de comida rápida aseguró el titular del Poder Judicial en Sonora Francisco Gutiérrez Rodríguez.

Desde hace casi un año se lleva a cabo la construcción de un recinto adecuado para la convivencia de los padres donde se llevará a cabo la interacción supervisada entre padres e hijos que contará con las normas y medidas necesarias que garanticen el bienestar sobre todo de los menores, estará ubicado a un costado de la Casa Hogar Unacari y podría estar listo en los próximos meses.

Deja un comentario