Las primeras bombas sobre Damasco comenzaron a caer después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que ordenó “ataques de precisión” sobre Siria como represalia por el presunto uso de gas venenoso que dejó al menos 60 personas muertas el 7 de abril en la ciudad de Douma.

“Hace poco tiempo, ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra blancos asociados con las capacidades de armas químicas del dictador sirio Bashar al-Assad”, dijo Trump en un discurso transmitido por televisión desde la Casa Blanca.

La televisión siria reporta que las defensas aéreas de Siria han respondido a ataque de EU, Francia y Reino Unido.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que un centro de investigación científica y bases militares en Damasco fueron impactados por el ataque lanzado el sábado por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña.

La Guardia Republicana del Ejército sirio y la Cuarta División, unidades de elite de la fuerza armada de Siria, resultaron también atacadas.

En París, el Presidente de Francia Emmanuel Macron anuncia operación militar conjunta contra “arsenal químico clandestino” de Siria.

 

Deja un comentario