A retomar la legalidad y el diálogo en la máxima casa de estudios convocó el rector Enrique Fernando Velázquez Contreras a los integrantes del Sindicato de Trabajadores y Empleados (Steus)luego de que cerraran las puertas y colocaran banderas rojinegras como resultado de un proceso sobreseído por la autoridad laboral.

El rector de la alma mater dijo que la institución hizo su máximo esfuerzo en término de sus ofrecimientos para esta revisión contractual, llegando al límite de las posibilidades financieras y del soporte presupuestal para no caer en déficit a fin de año y subsecuentes.

La negociación total, nada más con el sindicato Steus, representa una erogación para la Universidad por 26’800,000 pesos“, precisó el rector al señalar que esto, junto con los ofrecimientos al Staus, pone a la institución en los límites que puede soportar la institución financieramente.

Expresó que los ofrecimientos resultaron evidentemente insuficientes para el Steus, aun cuando los 300 pesos adicionales a la despensa, que era una de sus principales demandas, representa para la Universidad poco más de 10 millones de pesos.

“Estamos en los límites que puede soportar la institución financieramente para no caer en un déficit presupuestal, pues nuestro compromiso está muy ligado a las negociaciones de los trámites con el Isssteson y avanzar con la Ley 38 de ese Instituto, que no podemos deslindarlo y que también implica recursos”, explicó.

Velázquez Contreras añadió que en el proceso de negociación para los tres sectores de trabajadores en la Universidad –Staus, Steus y Confianza–, el paquete de ofrecimientos es de aproximadamente 84’766,000 pesos en el año.

“Remarco lo del Steus porque nada más lo de la despensa implica el 6.25% de incremento al salario, y el 3.4% representan 11 millones de pesos”, añadió, y reiteró el llamado a la legalidad.

“Ese es el llamado. Estamos dispuestos a seguir poniéndonos de acuerdo. El problema no fue la falta de acuerdos en las negociaciones. Ellos –Steus– se centraron en la parte económica nada más”, expresó, y dijo ser respetuoso de las solicitudes de los gremios sindicales, pero también está obligado por ley a hurgar en todas las cuestiones de tipo legal o de gestión de recursos financieros para que no se vean interrumpidas las actividades de la institución.

Huelga de Steus es improcedente e ilegal: Abogado

Por otra parte, el abogado general de la Universidad de Sonora, Gilberto León León, informó de la improcedencia del movimiento de huelga estallado por parte del Sindicato de Trabajadores y Empleados (Steus), luego de que la Junta de Conciliación y Arbitraje decidiera dar por archivado y sobreseído el procedimiento iniciado por el Steus.

“El emplazamiento se sobreseyó, se dio por concluido de manera anticipada porque hubo una anomalía del planteamiento legal que se hizo ante la Junta en el emplazamiento a huelga pues de acuerdo al contrato colectivo que tiene firmado la Universidad con el Steus, el vencimiento del contrato es el 19 de marzo y el emplazamiento se presentó con anticipación al vencimiento”, explicó.

Esto, apuntó, de acuerdo al artículo 450 de la Ley Federal de Trabajo, toda revisión tiene por objeto que se revise el clausulado o el contrato colectivo, y en este caso fue la revisión del clausulado, que es el objeto que debe tener todo emplazamiento a huelga, entre otros.

“De acuerdo al artículo 451, sólo pueden suspenderse las labores por parte de los trabajadores de un sindicato cuando el objeto de la huelga es el establecido en el artículo 450, en este caso la revisión el contrato. En el caso que nos ocupa, dice la Ley que la revisión debe darse una vez que ha concluido la vigencia del contrato. En este caso, la conclusión del contrato era el 19 de marzo y se realizó el día 16 de marzo“, especificó, y añadió que aun cuando advirtieron de la situación, se revisó el contrato y se hicieron ofertas con las mejores condiciones al sindicato.

“El emplazamiento que realizó el Steus es improcedente y por lo tanto, se debería entender que no debe existir la huelga en términos legales”, apuntó, y dijo que por la toma de instalaciones –ahora– y por obstaculizar los trabajos de la Universidad, la situación tendría sus implicaciones.

Deja un comentario