La Gobernadora de Sonora explicó que el estado no está en alerta roja debido a la situación de seguridad de los últimos días. Manifestó que es un problema a nival nacional donde a Sonora no le ha ido bien recientemente pero no todo es malo, dijo que esta situación debe afrontarse por el estado, los municipios y también la federación para que cada nivel de gobierno haga lo que le corresponde.

Tras las renuncias del Fiscal General de Justicia y el Secretario de Seguridad dijo que hace un llamado a los diputados y al comité ciudadano de seguridad a que agilicen los trámites para nombrar a los nuevos titulares en materia de seguridad para el estado.

Deja un comentario