Luis Molina Ruibal director del Centro Ecológico de Sonora manifestó que los animales asegurados por la PROFEPA y llevados al zoológico para su resguardo luego de que un tigre atacó a una niña el pasado mes de octubre en Hermosillo representan un alto costo en la manutención y cuidados por lo que es preferible que la autoridad competente los lleve a otro lugar o que el mismo dueño se haga cargo del costo de la alimentación.

Son  dos tigres, un león y un cocodrilo los que fueron llevados al Centro Ecológico para que fueran cuidados mientras se comprueba el estatus legal de los animales y la pertenencia con el dueño quien debe acreditar que está en regla, sin embargo a decir del director del centro recreativo, aunque cuidan de los animales y se encuentran en buen estado esta situación representa más un problema para el lugar.

Deja un comentario