La supercomputadora IBM Watson analizó el discurso que ofreció Andrés Manuel López Obrador en su toma de protesta.

Los resultados que arrojó indican que el nuevo presidente de México es servicial y muy activo, además refleja una personalidad asertiva y de liderazgo.

Además, la herramienta detectó que es persistente y “se enfrenta a las tareas difíciles siempre con la misión de cumplir”.

También percibió que tiene un deseo de estabilidad, donde impera el beneficio de la mayoría, más allá del propio.

Otras mediciones de la máquina de inteligencia artificial notó que es extrovertido (99%), asertivo (99%) y consciente (92%).

Deja un comentario