El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonzo Durazo Montaño, aseguró que el combate a la droga fentanilo representa un reto prioritario para el Gobierno de la República, además que dentro de la estrategia de pacificación del País, la Guardia Nacional debilitará a los grupos de la delincuencia organizada atacando sus finanzas.

De gira por Sonora, donde encabezó la primera reunión de las zonas Noroeste-Noreste de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública, junto a la gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich Arellano, el titular de la SSPyPC reconoció que la producción de este opiáceo sintético es un negocio muy rentable para los cárteles del narcotráfico.

“El fentanilo es uno de los retos principales que tenemos porque es una de las drogas más económicas y dañinas, las que más afectan en la actualidad y particularmente entre los jóvenes son este tipo de drogas sintéticas que representan un reto prioritario para el Gobierno”, aseguró el Secretario de Seguridad Pública.

En su ponencia frente a los Secretarios de Seguridad Pública de Sonora, Sinaloa, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, San Luis Potosí, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, Alfonzo Durazo Montaño aseguró que la gran diferencia entre la fallida estrategia de sexenios anteriores y la Guardia Nacional es que el despliegue en el estado de fuerza será permanente.

“Una de las grandes diferencias de la estrategia actual y la de sexenios anteriores es que el despliegue de la fuerza será permanente, no por operativos como antes, cuando venían desde la Ciudad de México a un Estado apagaban el fuego y en cuanto salían de nuevo rebrota el conflicto, cada una de estas 266 regiones del País va tener desplegado un estado de fuerza permanente de la Guardia Nacional”, agregó.

Según estimaciones de la Administración para el Control de las Drogas (DEA por sus siglas en ingles), un kilo de fentanilo que los cárteles mexicanos compran en China por menos de cinco mil dólares es tan potente que puede procesarse para producir de 16 a 24 kilos al cortarlo otras sustancias; después cada kilo puede venderse al por mayor en 80 mil dólares y cuando llega a las calles en los Estados Unidos alcanza 1,6 millones de dólares.

Deja un comentario