Según el calendario lunar, la próxima marea viva podría registrarse en dos semanas más, las autoridades municipales advirtieron que reforzarán las medidas para evitar que los visitantes estaciones sus vehículos en zonas de riesgo.

Las aguas del Mar de Cortés que alcanzaron a los vacacionistas en la playa de La Cholla, por el fenómeno de marea viva en Puerto Peñasco al norte de Sonora, solamente dejaron daños materiales y los afectados pudieron recuperar sus automóviles, así como aquellas pertenencias que no arrastró la corriente. En total fueron 30 vehículos dañados.

Según el reporte de testigos, hubo familias que, sin medir el peligro, continuaron vacacionando en espera que el agua recuperaran su nivel; mientras que las autoridades vigilaron la zona para evitar accidentes.

La Capitanía de Puerto Peñasco recordó que los visitantes habían sido advertidos sobre el riesgo que significan las llamadas mareas vivas, las cuales pueden significar una baja o una alza en el nivel de mar, dependiendo de la integración de la luna con las aguas del Golfo de California, un fenómeno común en esta región debido a su posición geográfica.

 

Deja un comentario