Durante el periodo vacacional, los accidentes en el hogar aumentan hasta en un 20 por ciento en menores de 5 años, por lo cual la Secretaría de Salud llama a extremar precauciones y mantenerlos siempre con vigilancia, indicó Jonathan Garza Rodríguez.

El coordinador del Consejo Estatal de Prevención de Accidentes (Coepra) señaló que es en el baño donde más se registra un mayor número de caídas, intoxicaciones e incluso cortaduras por rastrillos y navajas, por lo que se debe tener mucho cuidado en las actividades de niñas y niños.

Otra área del hogar que representa un lugar de peligro para los niños es la cocina, dijo, debido a la presencia de la estufa y otros electrodomésticos que pueden provocar accidentes en los más pequeños de casa.

“La principal recomendación es evitar que los niños entren al lugar donde se cocina, ubicar las ollas y sartenes con los mangos hacia atrás para que los menores no puedan alcanzarlos”, apuntó el funcionario estatal.

Los fósforos y encendedores tienen que estar fuera del alcance de los niños y dejarles claro que no se deben usar para jugar, agregó también que es importante mantener los aparatos eléctricos lejos de los niños, así como proteger con una barrera la estufa, las escaleras y los sistemas de calefacción.

Insistió en que los niños no deben jugar en las escaleras y éstas deberán estar siempre despejadas, para evitar tropezar y caer así como para evitar algún tipo de explosión, se deben revisar continuamente las conexiones de gas y cerrar las válvulas cuando salga de vacaciones.

“Si se siente olor a gas, se tiene náuseas o le falta el aire, no se recomienda accionar la luz, se deben abrir puertas y ventanas, así como cerrar las llaves de gas”, finalizó Garza Rodríguez.

Deja un comentario