Al no conseguir la mayoría de votos necesarios para contar con un dictamen que sea llevado al Pleno del Congreso, el proyecto conocido como “Ley Olimpia” volverá a analizarse en una próxima sesión de las comisiones de Justicia y Derechos Humanos, y para la Igualdad de Género.

 

Seis votos a favor del proyecto publicado en la Gaceta Parlamentaria el pasado 17 de julio y seis en contra para que fuera modificado, fueron los que se expresaron en la sesión de trabajo virtual, en el primero de los casos por los diputados Eduardo Urbina Lucero, Luis Armando Alcalá Alcaraz, María Magdalena Uribe Peña, Carlos Navarrete Aguirre, Francisco Javier Duarte Flores y Alejandra López Noriega.

 

La diputada Alicia Gaytán Sánchez, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género presentó, durante la discusión en lo particular del documento, reservas a los artículos 29 Bis, 167 Bis y al título del capítulo primero, todos del Código Penal para el Estado de Sonora, propuestas que fueron apoyadas por los legisladores María Dolores Del Río Sánchez, Miroslava Luján López, Héctor Raúl Castelo Montaño, Leticia Calderón Fuentes y Miguel Ángel Chaira Ortiz.

 

Al registrarse un empate en la votación del proyecto tal como fue publicado en la Gaceta Parlamentaria y de éste con las modificaciones de Gaytán Sánchez, el diputado Eduardo Urbina Lucero, presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, informó que volverán a ser citados en fecha próxima los integrantes de ambas dictaminadoras, a efecto de llegar a un acuerdo.

 

La discusión se centró específicamente en lo establecido en el Artículo 167 Bis, una vez que la diputada Alicia Gaytán Sánchez propuso que se adicionara sexual a la palabra intimidad, por considerar, argumentó, que el espíritu de la “Ley Olimpia” es castigar precisamente a quien invada  la intimidad sexual y de esta manera se protegería de mejor manera a las mujeres que se vean expuestas ante una situación de este tipo.

 

En desacuerdo se manifestó la diputada Nitzia Corina Gradías Ahumada, quien con derecho a voz en la sesión, manifestó que agregar dicha palabra sería limitar una conducta que ya viene implícita en el desarrollo del articulado. Su postura fue apoyada por los diputados Luis Armando Alcalá Alcaraz y Carlos Navarrete Aguirre.

 

La diputada María Dolores Del Río Sánchez afirmó que el bien tutelado que pretenden aprobar es proteger la intimidad sexual, por lo que dejar sola la palabra haría que el delito quedara de manera ambigua y con menos posibilidades de acercar la justicia a las víctimas, en lo cual coincidieron los diputados Miroslava Luján López y Héctor Raúl Castelo Montaño.

 

Enseguida el diputado Urbina Lucero explicó que poner o quitar la palabra sexual no hará que el tipo penal cambie, ya que queda íntegro y la redacción del proyecto se hizo con la opinión de muchos que contribuyeron para que no quedaran salidas a la hora de que un Juez vaya a emitir una sentencia.

 

Como las posturas a favor y en contra continuaron, los legisladores acordaron un receso para consultar con sus asesores jurídicos, y al reiniciar la sesión virtual, se acordó citar de nuevo para llegar a un acuerdo, lo cual se hará del conocimiento a través de la Gaceta Parlamentaria.

 

Deja un comentario