Inicio Destacado Contingencia sanitaria no provocó aumento en deserción de estudiantes en la Unison

Contingencia sanitaria no provocó aumento en deserción de estudiantes en la Unison

El semestre 2020-1 presentó una mejora significativa en las calificaciones y en el porcentaje de alumnos regulares

 

El rector de la Universidad de Sonora, Enrique Fernando Velázquez Contreras, dio a conocer que durante el semestre 2020-1, la Universidad de Sonora mejoró sus indicadores de rendimiento escolar, al aumentar en un 8% el número de alumnos regulares en comparación con el ciclo académico 2019-1.

 

Recordó que fue necesario concluir el semestre 2020-1 de manera virtual a fin de garantizar la salud de la comunidad universitaria. A pesar de la incertidumbre que generó ese cambio abrupto, el ciclo cerró con el 72% de estudiantes regulares. En semestres anteriores, en condiciones normales, este indicador se ubicó en 64%, en el periodo 2019-1, y en 63%, en el 2018-1.

 

Además, la tasa de retención de los alumnos de la cohorte que ingresó en 2019 fue de 90%, cifra que se ha mantenido en los últimos años y que es similar a la obtenida por las instituciones de educación superior de los países desarrollados. En específico, visto desde el ángulo de la deserción escolar, de los alumnos inscritos en el semestre 2020-1, el 3.9% no se inscribió en el actual semestre 2020-2, cifra muy similar a la presentada en los semestres anteriores que es del 4.0%.

 

Otro dato importante es la calificación global que obtienen los alumnos, pues los seis campus universitarios registraron incrementos significativos en este sentido, de tal manera que a nivel institucional, la calificación global del ciclo 2020-1 fue de 84.41, mientras que en el semestre 2019-1 fue 79.54, y en el 2018-1 de 78.67.

 

Velázquez Contreras explicó que cada semestre se monitorean estos indicadores porque es una manera de conocer el desempeño académico de los estudiantes, y en esta ocasión adquieren mayor relevancia, ya que existe el temor de que un elevado número de alumnos abandonen sus estudios universitarios a causa de la crisis de salud y la consecuente crisis económica generada por la pandemia.

 

De hecho, recientemente la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), las dos instituciones de educación superior líderes en el país, reconocieron que al final del ciclo escolar 2020-1, concluido de manera virtual, entre el 14 y 20% de sus estudiantes no pudo continuar sus clases en línea.

 

En el caso de la Universidad de Sonora, subrayó Velázquez Contreras, sólo el 1% no pudo seguir sus clases virtuales. “Este es un tema que nos preocupa porque consideramos que nadie, por razón alguna, debe quedar al margen de los beneficios de la educación en cualquiera de sus niveles.

 

“Por ello apoyamos las iniciativas de la comunidad universitaria que buscan amortiguar este problema, con opciones que beneficien a nuestros estudiantes”, señaló.

 

El rector de la alma mater indicó que ha sido un gran reto transitar de súbito hacia la modalidad de educación en línea o a distancia.

 

“A pesar de que los docentes nos capacitamos sobre la marcha en el uso de las plataformas institucionales y en las estrategias docentes para la educación en línea, obtuvimos resultados aceptables; sin lugar a duda, mejores de los que esperábamos en el inicio de la contingencia sanitaria. En este sentido, otro dato importante es el obtenido en la evaluación que los alumnos realizan a sus profesores cada semestre, la cual arrojó un promedio institucional de 8.9 en el desempeño docente en línea, el cual es bueno, aunque por debajo del obtenido históricamente en la educación presencial, que es de 9.3”.

 

De la misma manera, es destacable que con la colaboración de académicos y administrativos se pudo realizar con gran éxito el período de verano, en la modalidad en línea, que ayudó a los estudiantes a regularizar su situación y a adelantar cursos en sus programas.

 

Estamos estudiando el hecho de que, al menos cuantitativamente, el semestre 2020-1 arrojó buenos indicadores académicos y no provocó un aumento en la deserción escolar, aun cuando se concluyó el periodo escolar en condiciones adversas. Al respecto podemos adelantar dos factores fundamentales: el compromiso del personal docente de la Universidad de Sonora, así como el esfuerzo de los estudiantes y sus familias.

 

También hay que destacar el nivel de compromiso del personal administrativo y de servicios; “en particular debo reconocer al personal de la Dirección de Servicios Escolares y a la Dirección de Informática, quienes han trabajado sin descanso desde el inicio de la contingencia sanitaria a la fecha”, comentó Velázquez Contreras.

 

“Estamos conscientes que hay mucho por hacer: recuperar las actividades prácticas en laboratorios y talleres, las actividades de servicio social y prácticas profesionales, las actividades culturales, deportivas, de investigación y de vinculación, así como ofrecer a tiempo todos los servicios administrativos, estos aspectos de la vida universitaria nos preocupan y estamos analizando soluciones a esa problemática, siempre con el ánimo atender el cumplimiento de nuestros compromisos académicos.

 

“Los resultados obtenidos nos dieron la confianza para iniciar el semestre el 10 de agosto, conforme lo establecido en el calendario escolar aprobado para el presente año. Así, mientras a nivel nacional muchas de las Universidades iniciarán sus clases hasta finales del mes de septiembre, la Universidad de Sonora se encuentra en la cuarta semana del período escolar 2020-2. Esto nos dará oportunidad de recuperar poco a poco, pero con pasos firmes, las actividades que en estos casi seis meses no hemos podido realizar”, finalizó el rector de la máxima casa de estudios.

Deja un comentario