Inicio Cabezas Avala INAH Sonora rehabilitación integral del Mercado Municipal de Hermosillo

Avala INAH Sonora rehabilitación integral del Mercado Municipal de Hermosillo

Tomando en cuenta que el Mercado Municipal número 1 de Hermosillo tiene ya muchos años de vida, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Sonora, considera como prioritaria su rehabilitación, pero apegada a un estricto ordenamiento de dicha dependencia federal.

José Luis Perea González, director del Centro INAH Sonora, comentó que ese recinto que data de los siglos XIX y XX, no solo representa un valor auténtico para Hermosillo sino también social y cultural, por lo que la realización de una rehabilitación a su estructura la avalan bajo la competencia que le otorga la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Agregó, que el Mercado Municipal número 1 de Hermosillo, requiere de obras significativas para su mantenimiento y para la continuidad de sus servicios.

“Reconocemos la importancia de realizar próximamente trabajos de mejoramiento de las instalaciones eléctricas aunque hemos planteado tanto al municipio como a los locatarios y a gobierno estatal, que el mercado requiere de un esfuerzo especial, de una intervención integral, porque tiene fallas estructurales significativas que se tienen que atender”, dijo.

El director del centro INAH Sonora, añadió que los trabajos de restauración que se vayan a realizar en ese inmueble, debido a sus fracturas y agrietamientos visibles a consecuencia de sus más de 100 años de vida, deben hacerse lo más pronto posible, pero no a nivel superficial de enjarres y pintura, sino de una intervención con mayor profundidad en su sistema estructural, que le permita tener una mayor estabilidad y equilibrio de la edificación.

Finalmente dijo, que el propio INAH Sonora ya le hizo entrega al municipio de Hermosillo meses atrás, de un estudio estructural del edificio, con la finalidad de procurar las acciones y fondos que permitan una restauración integral del inmueble.

“De ese estudio se desprenden una serie de recomendaciones y acciones a realizar como: apuntalamientos de espacios interiores y frontispicios exteriores, junto con la estabilización de arcos y cubiertas en los ingresos principales; así como la recomendación de limpieza y descacharre en las azoteas del edificio; así como acciones preliminares de seguridad y protección, debido a las fallas de desplazamiento estructural que presentan los muros y que ponen en riesgo estructural a la edificación”, concluyó.

Deja un comentario